Minedu invierte alrededor de S /. 65 millones en obras educativas en Arequipa

El Programa Nacional de Infraestructura Educativa (Pronied), del Ministerio de Educación (Minedu), informó que la región de Arequipa recibe una inversión de S /. 64 millones 980,607 de 2014 a la fecha para el mejoramiento de las instituciones educativas públicas ubicadas en dicha jurisdicción.

El monto de la inversión incluye la transferencia de S /. 6 millones 599,154 de Pronied al Gobierno Regional y los Gobiernos Locales de Arequipa, para que las autoridades de la región ejecuten 10 proyectos de infraestructura educativa.

También el Minedu, a través de Pronied, está ejecutando el monto contractual de S /. 16 millones 325,221.86 en la remodelación del emblemático colegio Juana Cervantes de Bolognesi, y otro monto contractual de S /. 19 millones 858,039 en la construcción de obras en el emblemático colegio Honorio Delgado Espinoza.

Además, Arequipa recibirá un presupuesto de S /. 11 millones 685,867 para el mantenimiento de infraestructura y mobiliario de 1,295 locales escolares en la región sur. De este monto, a la fecha S /. 11 millones 432,353 a 1,221 locales escolares.

El total de 1,295 locales escolares de Arequipa serán atendidos con la reparación de techos, pisos, instalaciones sanitarias, paredes, puertas, ventanas, instalaciones eléctricas, reparación y reposición de mobiliario escolar y pintura del campus.

Mobiliario escolarEn cuanto a la distribución de mobiliario escolar, para este año la Pronied Tiene programado asistir a 134 escuelas arequipeñas para dotarlas de 50,781 módulos de sillas y carpetas, lo que requiere una inversión estimada de S /. 10 millones 512,326.

A esto se suma la entrega de más de 50 aulas prefabricadas para las escuelas arequipeñas con infraestructura en riesgo y que por lo tanto requieren atención urgente.

Cabe señalar que en Arequipa se han completado 11 obras en escuelas emblemáticas y regulares entre 2006 y 2014, en las cuales S /. 80 millones 722,356.

De esta manera, Pronied reafirma su compromiso de reducir la brecha de infraestructura educativa invirtiendo en la construcción y mejoramiento de escuelas, distribución de mobiliario y mantenimiento de locales escolares, así como la transferencia de recursos a gobiernos regionales y locales para obras educativas.