Docente recorre más de 60 km para impartir clases cuando vio que los padres no contestaban sus llamadas ni WhatsApp

Eliana Mamani Miranda es maestra de jardín de infantes y al ver que los padres no respondieron sus llamadas, visita a sus alumnos una vez por semana.

Nació para ser un buen maestro. Una maestra puno de educación inicial que vive en la ciudad de Juliaca (Puno), recorre más de 60 kilómetros para llegar a la remota comunidad de Milliraya, donde con todas las medidas de seguridad visita a sus 13 alumnos casa por casa para evitar que pierdan el año escolar.

Se trata de Eliana Mamani Miranda, quien al ver que los padres de sus alumnos normalmente no contestaban sus llamadas, decidió visitarlos para brindarles sesiones educativas por un máximo de una hora.

Durante este tiempo, tiene que enseñar a sus alumnos (3, 4 y 5 años) a dibujar, pintar y cortar, centrándose principalmente en los hábitos de higiene y lavado de manos.

Esta admirable maestra tiene 10 años de servicio en la profesión docente como contratada, es la maestra que trabaja lejos de la ciudad y sus alumnos son niños de pueblos que desarrollan actividades agrícolas.

Sin embargo, este año tuvo que trabajar en el jardín de Milliraya, donde es profesor soltero y está a cargo de 13 alumnos. No puede reunirlos todos en un solo lugar debido a las restricciones de cuarentena, por lo que adoptó las clases en casa.

CLASES A DISTANCIA

Eliana vive actualmente en la ciudad de Juliaca, capital de la provincia de San Román, intentó monitorear a sus alumnos a través de WhatsApp, pero no obtuvo buenos resultados.

“Los padres no ayudan a sus hijos… Me preocupaba si los niños estaban aprendiendo o no, así que fui a visitarlos. Cuando llamo a los padres, no contestan el teléfono “, se refiere.

En ese sentido, Eliana se las arregla, toma su motocicleta y viaja hasta Milliraya, que se encuentra a 60 kilómetros de su casa. Cabe señalar que la situación económica de estos residentes es precaria, la mayoría de ellos no cuentan con teléfonos celulares de alta gama para recibir o enviar fotos y videos.

“No siempre es como una clase presencial, pero estamos ayudando a nuestros hijos, escuchando el programa de radio Aprendo en Casa, la maestra nos visita para ver si los estamos apoyando”, refiere Héctor Lino Hilasaca, presidente de la Asociación de Padres de Familia.

La profesora Eliana hace estas visitas una vez a la semana, adoptó al no saludar con un abrazo o un beso y ahora lo hace con el codo.

Fuente: Perú 21