DICIEMBRE | Minedu aplica un examen virtual a una muestra de alumnos de cuarto y sexto año de primaria, así como segundo y cuarto de secundaria [Lista de regiones]

Unos días antes del final de un año escolar que muestra grandes brechas en el acceso a clases remotas, El Ministerio de Educación (Minedu) ya aplica una evaluación virtual a una muestra de escolares de todo el país para medir su aprendizaje en el contexto de la emergencia Covid-19, y los factores que promueven o limitan la educación a distancia.

El estudio llamado “Situación del aprendizaje de los estudiantes en contexto de emergencia de salud ESAE 2020-II” comenzó esta semana con estudiantes de cuarto y sexto grado; y continuará el miércoles 9 con el segundo año de bachillerato; así como el jueves 10 y viernes 11 con los de cuarto de media.

Aunque el Minedu no ha dado a conocer detalles del proceso, fuentes de este diario informaron que está previsto que llegue a alrededor de 14 mil alumnos de las titulaciones evaluadas en colegios públicos y privados. Esta sería una muestra representativa a nivel nacional, cuya selección consideró el acceso a dispositivos electrónicos y conexión a internet en el hogar.

Entre las Unidades de Gestión Educativa (UGEL) y directores que han sido Notificados desde septiembre sobre la ejecución de este estudio son La Mar (Ayacucho), Castrovirreyna (Huancavelica), Huaral (Lima), Cutervo (Cajamarca), La Convención (Cusco) y Tacna.

Sin embargo, hay que recordar que si bien este proceso está dirigido a estudiantes con internet, este año se cerrará con una brecha de alrededor de 300.000 escolares que no han accedido a clases remotas, precisamente por falta de conectividad, según informa La República.

Sin embargo, se medirá la comprensión de lectura de estudiantes seleccionados de todos los grados. A esto se sumarán las matemáticas en el cuarto grado de primaria y el cuarto de secundaria; así como ciudadanía en sexto grado. También se han incluido cuestionarios para padres, maestros y directores.

Requisito obligatorio para participar en el estudio. Es que los alumnos realicen un simulacro virtual habilitado a partir del 9 de noviembre. En todos los casos, los padres recibieron un enlace para ingresar a la plataforma ESAE.

Impacto y desigualdades

Durante su mandato, el entonces ministro de Educación Martín Benavides señaló que, a través de este mecanismo, buscaría obtener “una idea más completa” del impacto de las clases remotas. “Realmente no lo sabemos, lo que se dice sobre el impacto negativo es una hipótesis. Había problemas por el lado del aprendizaje tradicional, pero también había otros elementos con más importancia como la autonomía, la organización ”, dijo.

Tanto Benavides como el actual titular del sector, Ricardo Cuenca, han reconocido que la pandemia ha mostrado desigualdades. Este último ha reiterado que para el 2021 se buscará una mayor flexibilidad a partir de una decisión “no solo pedagógica, sino también social”. “Hay que mirar (el año escolar) de manera diferente, por eso habrá actividades en enero, febrero, marzo, abril y mayo para compensar las deficiencias”. Hay brechas que reducir.

La estrategia necesita mejorar

Para la exministra y experta del Consejo Nacional de Educación Patricia Salas, si bien la emergencia se intentó lo mejor posible, ahora hay que corregir la estrategia con especial énfasis en la educación inicial y secundaria. “En el encierro, probablemente, son las niñas las que han recibido el mayor golpe al verse interrumpidas sus estudios secundarios”, dijo el mes pasado.

En tanto, regiones como Cajamarca también planean medir el aprendizaje a principios de 2021. Allí, más de 24.000 escolares tienen dificultades de conectividad. Por ahora, según el titular de la DRE, José Alarcón, han recibido casi 12 mil tabletas.

Fuente: Diario La República.