Día Internacional de la Niña 11 de octubre


En la sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas del 19 de diciembre de 2011, se aprobó que cada 11 de octubre se celebre en el mundo el “Día Internacional de la Niña” con el fin de reconocer los derechos de las mujeres y niñas. los problemas que tienen que afrontar a diario en el planeta.

El Día Internacional de la Niña, una fecha especial para recordar que las niñas de hoy serán las mujeres y madres del mañana.

La infancia es el momento de sembrar las semillas de lo que serán cuando sean adultos y, si así lo deciden, también madres. Los valores que les inculcamos como padres, pero también las vivencias que tienen en estos años son claves para su futuro.

Este año se celebra por segunda vez, luego de haber sido promovido por la organización Plan Internacional y aprobado en 2011 por la Asamblea General de Naciones Unidas. El tema de esta edición es “Innovar para la educación de las niñas”, centrándose en el derecho a la educación de las niñas como herramienta de progreso.

El Día Internacional de la Niña tiene como objetivo crear conciencia sobre la dura realidad que viven las niñas en los países en desarrollo, donde las niñas son las más vulnerables, víctimas de abuso y violencia sexual, obligadas a matrimonios precoces forzados, marginadas y discriminadas por el ser justo. chicas.

Estas niñas tienen sueños y aspiraciones, al igual que nuestras niñas y el resto de las niñas del mundo, sin importar dónde hayan nacido.

¿Y qué pasa si volvemos la mirada hacia nuestro primer mundo? Viven en un mundo más favorecido, no les falta nada, son fuertes y decididos, tanto o más que los niños, pero nuestras niñas también son vulnerables. Son víctimas de situaciones, a su manera perturbadoras como la moda, los estereotipos sexuales o la hipersexualización de la infancia.

Tanto en países desfavorecidos como en el resto del mundo, la misión es fortalecer sus capacidades y habilidades para que las niñas sean mujeres autónomas y empoderadas en el futuro, así como involucrar a los niños para generar un cambio real.

Creo que nuestra generación está logrando romper con los mandatos que hemos heredado y podemos asegurarles que “Educar a un niño es educar a un hombre, educar a una niña es educar a una familia”, afortunadamente ya no es así. .

Como madre de tres niñas sueño, y junto a su padre ponemos todo de nosotras mismas, para que mañana sean buenas mujeres, libres, luchen por su felicidad y que si deciden formar una familia podrán serlo. madres cariñosas y respetuosas con las necesidades. de sus hijos. Por eso ellos y todas las chicas.

¡Feliz Día Internacional de la Niña!