Críticas y rechazo generalizado a la propuesta al Ministro de Educación de Nombramiento de Docentes sin evaluación

Exministros destacan que sería perjudicial eliminar la evaluación docente para que los docentes ingresen a la carrera docente pública, como propone el ministro Gallardo para un sector de docentes. Coinciden en que esto sería un salto al pasado y que en lugar de eliminar la prueba, es mejor formar a los profesores para que la superen.

Los expertos criticaron las declaraciones del Ministro de Educación, Carlos gallardo, quien dijo que su sector enlistará una norma para que contrate profesores que llevan años dando evaluaciones para ingresar al carrera docente pública, sin éxito.

“[…] Su conducta y su ejercicio docente en el aula ya los califica [a estos maestros] y deberían ser nombrados hace mucho tiempo. Sin embargo, están hechos para pasar por el calvario de la ansiedad y la incertidumbre de si tendrán un trabajo ese año ”, dijo el miércoles Gallardo.

Actualmente, para ingresar a la carrera docente pública, los docentes deben aprobar la evaluación docente. Una vez dentro, tienen la seguridad de tener un puesto de trabajo y pueden acceder a una mejor remuneración, en función de si superan la evaluación de la escala salarial. Mientras tanto, los que no ingresaron, por no aprobar la evaluación, pueden trabajar como contratistas, pero solo devengan el salario de alguien mencionado en la primera escala, aunque tengan muchos años de servicio y su trabajo sea temporal.

Según el Ministerio de Educación (Minedu), a lo largo de los años, solo un pequeño número de docentes ha logrado aprobar la prueba nacional única para ingresar a la carrera docente pública, pero también se observa que ha ido aumentando levemente. En 2015 fue del 7,5%; en 2017, 10,6%; en 2018, 12,4%; y en 2019, 15,87%.

En diálogo con El Comercio, el exministro de Educación Idel Vexler pidió a Gallardo que reflexionara sobre sus declaraciones. Afirmó que sería muy grave si se derriba la meritocracia docente y que el ingreso a la carrera pública puede estar sujeto a criterios distintos a la evaluación.

“¿Cómo se les hace entrar si no hay evaluación? ¿Dedo? ¿Porque son amigos de los directores de la UGEL, de los directores regionales, porque pertenecen a una ideología oa un partido político? Eso es peligroso”., Él dijo. “Sería volver a la ley de maestros de los años 90”, agregó.

Vexler enfatizó que lo que se debe hacer es mejorar la evaluación docente en lugar de eliminarla.

Para el exministro de Educación Ricardo Cuenca, el riesgo de reprimir la evaluación es que se debilite la profesión docente.

Agregó que la propuesta del ministro representa un salto al pasado y generaría problemas colaterales. “¿Qué va a pasar con los recién graduados de bachillerato o universitarios que quieran hacer el curso, digamos, van a hacer un examen porque no van a tener los años acumulados?” Preguntó.

“Hay opciones para poder ayudar a los profesores que quieran presentarse a una cita sin renunciar a la meritocracia. En lugar de facilitar su admisión o rebajar las exigencias, se les podría acompañar de formación para que aprueben las evaluaciones “, Observo.

En similar opinión tuvo el exministro de Educación y fundador de Pirka Consultoría Daniel Alfaro, quien indicó que el Gobierno debe preocuparse por incrementar las capacidades de los docentes para ingresar a la carrera docente pública y, si ya lo están, ascender en la escalas salariales.

Indicó que en 2018 y 2019, 14 mil docentes ingresaron a la carrera docente y 44 mil ascendieron a una nueva escala salarial. Señaló que esto demuestra que un sector importante de docentes logró mejores salarios, gracias a la mejora de sus habilidades.

Los especialistas señalaron que el Ejecutivo no puede eliminar la evaluación docente, ya que para llevar a cabo esta reforma de la ley necesita del Congreso. Lo que puede hacer, indicaron, es fortalecer o debilitar la evaluación.

El presidente de la Comisión de Educación del Congreso, Esdras Medina Minaya, indicó que convocará a Gallardo para explicar sus declaraciones, si ante el Gabinete Ministerial, presidido por Mirtha Vásquez, recibe el voto de confianza.

Afirmó que no está de acuerdo con la propuesta de eliminar la prueba de enseñanza porque la ley de enseñanza está funcionando. “Se ha visto que de alguna manera los maestros han comenzado a esforzarse por ser nombrados y los estudiantes han comenzado a desempeñarse mejor”, agregó.

Fuente: Diario El Comercio.