Conozca la lista de tareas adecuadas para los niños según su edad cronológica

Lo sabemos Permitir que los niños ayuden y colaboren en casa. No solo es bueno para el entorno familiar y para el desarrollo de habilidades y capacidades tan importantes como la colaboración o la solidaridad y la paciencia, sino que también será algo muy positivo para su futuro y para su incorporación a la sociedad como adultos responsables.

Conscientes de ello, son muchas las listas que aparecen publicadas en manuales y espacios de internet con las tareas, en teoría, más adecuadas para cada edad. Sin embargo, debemos estar muy atentos a este tipo de publicaciones y no caer en errores por modas y fenómenos virales

Mantener la razón ante este tipo de consejos y listas nos facilitará reconocer que un niño de 7 años, por ejemplo, es todavía demasiado pequeño para afrontar tareas tan peligrosas como planchar, que también pueden resultar muy peligroso para su seguridad física.

Por eso hemos decidido elaborar este artículo con propuestas realistas sobre el tareas que los niños pueden o deben realizar según su edad y su desarrollo. Aun así, no todos los niños son iguales y como padres debemos tomar la decisión final de qué puede ser lo más adecuado para nuestros hijos en ese sentido.

¿Qué puede / debe hacer realmente mi hijo de acuerdo con su edad?

Alrededor de 2 o 3 años:

  • Comience a guardar sus propios juguetes y mantenga un orden aceptable en su habitación.
  • Lávese las manos, la cara y los dientes y / o peine su cabello.
  • Ir al baño para hacer sus necesidades (pero ayudándole a mantener su higiene al hacerlo).
  • Saque los productos de la bolsa de la compra.
  • Ponga la ropa sucia en la canasta.
  • Colabora a la hora de poner la mesa trayendo platos y vasos ligeros o, por ejemplo, servilletas. Si le dejas los cubiertos, no lo pierdas de vista.
  • También podemos motivarte a tomar decisiones sobre qué ropa quieres ponerte cada día.

Alrededor de los 4 o 5 años:

  • Ayude a hacer la cama (lo mejor que pueda).
  • Ayuda en la limpieza general del polvo de forma sencilla, por ejemplo, con la ayuda de un plumero.
  • Limpiar solo al ir al baño.
  • Ayuda en la preparación de recetas sencillas, como ensaladas o tartas caseras y siempre con vigilancia.
  • Ata los zapatos.
  • Ayude a preparar las cosas para la escuela.
  • Ayuda a poner la mesa.
  • Alimenta y cuida a las mascotas.
  • Clasifique o doble la ropa limpia.
  • Otorga responsabilidad y autonomía a la hora de pagar compras sencillas, pero siempre a tu lado.

Alrededor de los 6 o 7 años:

  • Elige tu ropa sacándola del armario.
  • Bañarse solo (pero siempre con vigilancia).
  • Asumir mayores responsabilidades a la hora de limpiar, como utilizar el aspirador si es ligero, o poner platos y vasos en el lavavajillas.
  • Prepare sus propias comidas sencillas, como ensaladas o sándwiches.
  • Prepara tu mochila.
  • Ordena y limpia la mesa.
  • Riega las plantas de la casa o el jardín.
  • Pasear al perro o sacar la basura (pero siempre contigo si lo haces literalmente fuera de la casa familiar).

Alrededor de los 8 o 9 años:

  • Guarde su ropa en armarios y cajones.
  • Haz la cama sin ayuda.
  • Cuidar a los hermanos menores o miembros de la familia.
  • Preparar comidas para la familia (aunque si hay fuego hay que estar en constante vigilancia y no dejar que se encienda solo).
  • Haga recorridos sencillos solo (como a la panadería de la esquina).
  • Te da independencia para encontrarte con tus amigos o hacer tus propios planes.
  • Tome decisiones sobre la compra de alimentos y compre algunas cosas para usted (como bocadillos).
  • Ayuda a lavar el coche o poner en marcha la lavadora o el lavavajillas.

Yn alrededor de 10 y 12 años:

  • Conocer el transporte público y otros aspectos como la normativa de educación vial.
  • Ahorre y administre su propio dinero.
  • Asume la responsabilidad de tus obligaciones, como la tarea.
  • Asume la responsabilidad y decide tu tiempo libre.
  • Mayor libertad de decisión en horarios de fin de semana.
  • Sal a caminar solo con tus amigos.
  • Pasear a las mascotas solas o sacar la basura por su cuenta.
  • Ayude a los hermanos menores con su propia tarea.
  • Autonomía para colaborar en la toma de decisiones importantes para la familia.

Evidentemente, todos estos consejos son pautas generales que se deben asumir (o NO), más en función de las capacidades de nuestros hijos que de su propia edad. Las tareas no son exclusivas de cada período, por lo que se entiende que se agregarán cosas nuevas a las anteriores. En cualquier caso, no se trata de que los niños acaben haciendo la tarea en lugar de que nosotros la hagamos. Cada miembro de la familia debe hacer sus propias cosas y convertirlo todo en un gran esfuerzo en equipo.

Todo esto les permitirá sentirse miembros de pleno derecho del grupo familiar, y la confianza que depositamos en ellos será más que recompensada al convertirse en personas responsables en el que podemos delegar en el tiempo con total tranquilidad.

Fuente: The Forest of Fantasies.com